Ciencia ficción, fantasía, guion, actores, dirección, todo se junta para dar vida a una amable y entretenida película como tema elemento principal la inteligencia artificial y los beneficios a la humanidad.

En un futuro cercano Frank (Frank Langella) es un hombre de la tercera edad al que la vida ya no le supone ningún reto. Los días para Frank son largos, dejados, y aburridos. El malhumorado Frank recibe de vez en cuando la visita de su hijo Hunter (James Marsen), quien sólo dispone de algunas horas para estar con él, tiempo más que suficiente para reprocharle su dejadez personal, su desorden alimentario y su apatía por las tareas domésticas. Harto de esta situación, Hunter decide regalarle a su padre un Robot enfermero (Peter Sarsgaard, voz, y Rachel Ma, cuerpo), como asistente para que le ayude en las tareas del hogar y trate de mejorar su salud por medio de dietas y paseos.

Frank, que no le hace ninguna gracia que un robot controle su vida, evitará por todos los medios esta imposición de su hijo hasta que se da cuenta que su nuevo “amigo” robot puede resultar muy útil como cómplice para revivir su ya lejano y delictivo pasado como ladrón.

El robot hará lo que sea para que mejore Frank porque está programado para ello y punto, que es ciencia ficción pero no fantasía, provocando algunos momentos de humor. Robot ejecutará todas sus tareas para que Frank cumpla con las directrices entre las que se encuentra una que un viejo bribón ex ladrón de guante blanco sabrá sacar partido: Siempre y cuando no sea incompatible con su programación, Robot deberá hacer que las actividades de Frank sean lo más amenas posibles… y es ahí donde Frank encuentra utilidad a un electrodoméstico de última generación.

El filme está ambientado en un futuro no muy lejano , pues la  La Inteligencia artificial es una de las tecnologías más prometedoras con ventajas sorprendentes:

Algunas de sus ventajas reflejadas

Automatiza los procesos
La Inteligencia artificial permite que robots desarrollen tareas repetitivas, rutinarias y de optimización de procesos de una manera automática y sin intervención humana.

Potencia las tareas creativas
La IA libera a las personas de tareas rutinarias y repetitivas y permite que estas puedan destinar más tiempo a desarrollar funciones creativas.

Aporta precisión
La aplicación de la IA  es capaz de aportar una precisión mayor que el ser humano, por ejemplo en entornos industriales, las máquinas pueden llegar a tomar decisiones que antes sin la IA se tomaban de manera manual o monitorizada.

Reduce el error humano
La IA reduce los fallos provocados por las limitaciones del ser humano. En algunas cadenas de producción la IA se utiliza para detectar mediante sensores de infrarrojos, pequeñas fisuras o defectos en piezas que son indetectables por el ojo humano.

Control y optimización de procesos productivos y líneas de producción
A través de la IA se consiguen procesos más eficientes, libres de errores, obteniendo mayor control sobre las líneas de producción en la empresa.

Aumento de la productividad y calidad en la producción
La IA no sólo incrementa la productividad a nivel de maquinaria, sino que también hace que incremente la productividad de los trabajadores y la calidad del trabajo que realizan. El poder gozar de mayor información, les permite tener una visión más focalizada de su trabajo y tomar mejores decisiones.

Como podemos ver la inteligencia artificial tiene benefecios extremadamente buenos y muy importantes para la humanidad.

Imaginemos tener un robot el cual cumpla nuestras tareas y podamos enseñarle nuevas cosas a nuestro beneficio, Frank encontró un amigo que hizo su vida adulta una buena aventura.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *