Marketing SMS, Un Recurso Muy Valioso

Los tiempos han cambiado. Con la llegada de la tecnología, podemos obtener mucha información. Por este motivo, las empresas deben hacer un uso pleno de la tecnología, en este caso, los SMS.

El marketing por SMS incluye el uso del envío de mensajes de texto (SMS) a los clientes como canal para implementar estrategias de marketing. El caso de uso más común es enviar ofertas, pero también se usa para notificaciones de entrega de productos, encuestas de satisfacción, alertas de compra incompleta, cambios en las políticas de protección de datos o noticias sobre horarios comerciales y tiendas. Fomentar la lealtad del cliente estableciendo participación a través de dispositivos móviles.

Como el texto de un SMS es limitado, es recomendable incluir un enlace a un sitio web de SMS donde se amplía la información. En esta opción; que será adecuada para teléfonos celulares, se puede utilizar contenido multimedia para impactar al destinatario y fortalecer su imagen de marca.

Los puntos clave del uso de mensajes de texto grupales para influir en los clientes:

Cuando una estrategia de comunicación está bien diseñada, puede tener un impacto positivo en los clientes y llegar a sus emociones. El cliente debe sentir que nuestra información le ha ayudado a mejorar su vida:

1. Elige el texto correcto:

Antes de redactar nuestro mensaje, debemos fijarnos una meta y preguntarnos qué comportamiento quiero producir entre los clientes, y qué intención necesito transmitir para lograrlo. Después de considerar ambos aspectos, nos centraremos en la escritura de palabras y caracteres. Debemos tener cuidado con esto porque el tipo de palabras que usamos y la redacción que aplicamos comprenderán o no la intención de la comunicación. Por eso es importante enfatizar qué y cómo estamos hablando, porque la información puede tener el efecto contrario a lo que realmente queremos.

2. Entorno:

No se trata de enviar un mensaje mediante el envío de un mensaje, el texto debe aportar valor al usuario. En otras palabras, comprender el entorno actual de sus clientes lo ayudará a ajustar su contenido para obtener resultados positivos. Cuando comunicamos promociones, ofertas o descuentos que no son aplicables a la situación actual del cliente, la información carece de sentido porque no podrá aprovechar estos beneficios. 

Muchas veces, pensamos que los clientes quieren descuentos para pagar sus deudas, y lo que realmente necesitan es tiempo hasta que puedan recibir su salario y liquidar sus cuentas. Cuando nos tomemos el tiempo de analizar el contexto, seremos conscientes de las verdaderas necesidades de nuestros clientes y adaptaremos la comunicación a su realidad.

3. El mejor intérprete es el lector:

Otro error que solemos cometer es asumir que todos los lectores interpretarán el mensaje de la misma forma que nosotros, pero no es así.  La comprensión de la información está limitada por la experiencia, el conocimiento o patrones sociales específicos, por lo que todos darán diferentes significados al mismo texto. Dependiendo de la industria en la que opere su empresa, es posible que deba tratar con clientes de diferentes edades. Entonces, por ejemplo, resolver los problemas de cada generación de la manera correcta ayudará a comunicarse de manera más efectiva.

4. Respeta el canal de SMS y cuida la fecha y hora de envío:

El móvil de tu cliente es un entorno íntimo, por lo que debes respetarlo. Limite las comunicaciones a temas relevantes para no presentar una imagen negativa. Incluya siempre un incentivo y de esta manera usted, el destinatario, calificará positivamente sus publicaciones. Cuida tu ortografía y usa un tono respetuoso pero A menos que el asunto sea realmente urgente, evite los mensajes los fines de semana y limite el horario entre las a.m. y las 7 p.m. por molestias. 

Los lunes y viernes son los días cuando la gente está menos receptiva, para volver del fin de semana o para entrar.

La importancia de la comunicación asertiva

La humanidad ha dedicado innumerables esfuerzos para comunicarse a través de los tiempos. El hombre siempre ha mantenido una comunicación ya sea con gestos, mímicas, sonidos, gráficas, etc. Hoy en día, en un mundo globalizado y con los avances de la ciencia y la tecnología la comunicación se hace más rápida (radio, TV, teléfono, fax, internet, satélites, celulares, etc.), y esto acarrea nuevos problemas como la calidad, la eficacia, la efectividad y la asertividad en este proceso.

La comunicación es inevitable porque aun en su ausencia, comunicamos algo. Podemos dejar de realizar una serie de actividades en nuestras vidas, pero jamás lograremos dejar de comunicarnos; aun sin palabras, nuestros silencios y actividades están “comunicando” algo.

La comunicación es la piedra angular en las organizaciones, la interacción de sus miembros con clientes, proveedores, aliados, etc. se hace cada día más necesaria; es por ello que la calidad en la comunicación adquiere cada vez más importancia. Es posible evaluar el nivel del progreso de una organización a través de la capacidad de comunicación entre sus integrantes, en esto reside el éxito o el fracaso.

La conducta asertiva, entendida como la capacidad de defender nuestros derechos respetando los ajenos, puede contribuir a que mejoremos nuestros roles como emisores y receptores y, así, realizaremos un eficiente manejo de cada elemento del circuito comunicativo. Por lo tanto, la comunicación asertiva significa tener la habilidad para transmitir y recibir los mensajes, sentimientos, creencias u opiniones propios o ajenos de una manera honesta, oportuna y respetuosa para lograr como meta una comunicación que nos permita obtener cuanto queremos sin lastimar a los demás. (practicar la empatía).

El nuevo líder de las organizaciones aprendientes tiene que saber comunicar asertivamente. Debe dedicar más tiempo comunicándose que haciendo cosas, del mismo modo aprenderá a comunicarse con los empleados para que trabajen en “equipo”, teniendo como meta un mismo objetivo, y por consiguiente, practicar una comunicación asertiva de puertas abiertas.

El Líder-Asertivo debe practicar el empowerment, palabra de moda que creó el Gurú Empresarial Peter Block y que se traduce como “facultar o entregar poder”. Este concepto no debe confundirse, en el sentido de que todos los Jefes cedan el poder a sus subordinados para que puedan decidir todo, esto sería una “anarquía”. Es importante que cada Jefe sepa definir fronteras, de acuerdo al nivel de competencia del subordinado, a través de las decisiones y esto es posible gracias a la comunicación asertiva; de esa forma la empresa crecerá en un mercado competitivo y globalizado.

ASERTIVIDAD

Existen numerosas definiciones de Asertividad, es una palabra de moda que suena a novedad y que, en efecto, designa un enfoque muy moderno y dinámico.

La palabra proviene del latín asserere, asser tum (Aserción) que significa afirmar. Así pues, Asertividad significa afirmación de la propia personalidad, confianza en sí mismo, autoestima, aplomo, fe gozosa en el triunfo de la justicia y la verdad, vitalidad pujante, comunicación segura y eficiente.

La asertividad puede ayudarnos mucho a mejorar nuestra comunicación, a facilitar nuestra interrelación con las personas y a disminuir el estrés. La asertividad es una conducta que puede resumirse como un comportamiento mediante el cual defendemos nuestros legítimos derechos sin agredir ni ser agredidos.

En un principio, la asertividad fue concebida como una característica de la personalidad. En esos términos se pensó que algunas personas eran asertivas y otras no. Años más tarde, basados en la observación de que la mayoría de las personas podían ser asertivas en algunas circunstancias y poco o nada en otras, Wolpe y Lazarus, redefi-nieron el concepto como la expresión de los derechos y sentimientos personales.

La conducta asertiva se dirige a la defensa de los derechos propios de modo tal que no se violen los ajenos. La persona asertiva, consigue expresar sus gastos e intereses de forma espontánea, hablar de sí mismo sin vergüenza, aceptar los halagos sin incomodidad, discrepar sin miedo, abierta-mente, pedir aclaraciones de las cosas y saber decir no.

CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA ASERTIVA

· La persona asertiva siente una gran libertad para manifestarse, para expresar lo que es, lo que piensa, lo que siente, y quiere sin lastimar a los demás. (Es empático).

· Es capaz de comunicarse con facilidad y libertad con cualquier persona, sea ésta extraña o conocida y su comunicación se caracteriza por ser directa, abierta, franca y adecuada.

· En todas sus acciones y en manifestaciones se respeta a sí misma y acepta sus limitaciones, tiene siempre su propio valor y desarrolla su autoestima; es decir, se aprecia y se quiere a sí misma, tal como es.

· Su vida tiene un enfoque activo, pues sabe lo que quiere y trabaja para conseguirlo, haciendo lo necesario para que las cosas sucedan, en vez de esperar pasivamente a que éstos sucedan por arte de magia. Es más proactivo que activo.

· Acepta o rechaza, de su mundo emocional, a las personas: con delicadeza, pero con firmeza, establece quiénes van a ser sus amigos y quiénes no.

· Se manifiesta emocionalmente libre para expresar sus sentimientos. Evita los dos extremos: por un lado la represión y por el otro la expresión agresiva y destructiva.

Una comunicación asertiva se caracteriza por:

1. Hacer respetar tus derechos y respetar los de los demás:

Comunicarte asertivamente significa ser fiel a ti mismo, hacer respetar tus derechos, al mismo tiempo que respetas los derechos de las demás personas.

Lo mismo sucede con las opiniones. Cuando eres asertivo expresas tu punto de vista desde tu perspectiva, escuchas y respetas las opiniones de las demás personas, sin intentar imponer tus creencias y sin quedarte callado.

2. Expresar ideas y emociones de forma directa, honesta, empática y respetuosa:

Si te comunicas de forma honesta y directa, pero no eres respetuoso y empático, serás percibido como agresivo. Si te comunicas de forma respetuosa y empática pero no eres directo y honesto, serás percibido como sumiso.

En la comunicación asertiva los cuatro componentes están presentes. Eres directo, honesto, empático y respetuoso.

3. Pedir lo que necesitas, sin olvidarte de las necesidades de otras personas:

La comunicación asertiva es la forma más efectiva de llegar a acuerdos gana-gana donde las necesidades de ambas personas son consideradas importantes.

Cuando te comunicas asertivamente ni infundes miedo para que se haga lo que tú quieres, ni tampoco complaces pasando por encima de tus propias necesidades. Por el contrario, buscas un punto de equilibrio donde reconoces la validez de tus necesidades, así como las de las demás personas.

4. Expresar tus sentimientos sin juzgar ni culpar a otros:

Un elemento fundamental de la comunicación asertiva es la responsabilidad. Asumes las consecuencias de tus acciones y errores, al mismo tiempo que dejas que las personas asuman la responsabilidad de los suyos.

Y esto incluye reconocer que eres responsable por tus interpretaciones y sentimientos; mostrarles a las demás personas el impacto que sus acciones producen en ti, y hacerlo utilizando un lenguaje donde no culpas, juzgas o descalificas.

5. Comunicarte de forma firme, tranquila y segura:

El punto medio entre la rudeza y la sumisión es la firmeza. Comunicarte con firmeza significa que cuando es necesario, pedir, exigir o corregir, puedes hacerlo con calma, manteniéndote tranquilo, al mismo tiempo que te comunicas con fortaleza y seguridad.

Si te mantienes tranquilo va a ser más fácil ser empático y respetuoso. Si te sientes seguro tenderás a ser claro, directo y honesto.

6. Enfrentar las situaciones de conflicto de forma constructiva:

El conflicto no necesariamente es algo malo o catastrófico. Así como existen conflictos que se abordan de forma destructiva y producen un impacto negativo, cuando los conflictos se abordan de forma constructiva generan beneficios, mejoras y cambios positivos.

Para que el conflicto se trate de manera constructiva y creativa, no solo debes querer hacerlo, sino que necesitas usar las técnicas de comunicación asertiva, porque son estas las que te permiten lograrlo.

La importancia del teletrabajo en época de coronavirus

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una forma flexible de organización del trabajo que consiste en el desempeño de la actividad profesional sin la presencia física del trabajador en la empresa durante una parte importante de su horario laboral. Engloba una amplia gama de actividades y puede realizarse a tiempo completo o parcial.

En la actualidad

La actividad profesional en el teletrabajo, implica el uso frecuente de métodos de procesamiento electrónico de información, y el uso permanente de algún medio de telecomunicación para el contacto entre el teletrabajador y la empresa.

Sin duda, hemos adoptado la forma de trabajo más inusual de esta generación. El mundo, tal como lo conocíamos, se detuvo abruptamente a principios de 2020 y los gobiernos, informados por la ciencia, tuvieron que aplicar medidas drásticas para salvar vidas. El reto para los responsables políticos es cómo seguir protegiendo la vida y la salud de las personas sin, a su vez, causar un daño irreversible a la economía. Las medidas que garantizan el distanciamiento físico -el cierre de escuelas, la suspensión de vuelos, el cese de grandes reuniones y el cierre de lugares de trabajo- son solo el comienzo de la lucha contra el virus y sirven únicamente como herramienta para frenar su propagación. La flexibilización de las restricciones no debería poner en peligro la vida de las personas, ni conllevar el riesgo de que se produzca una nueva oleada de infecciones. Sobre todo, dado que algunos predicen que una segunda ola podría ser incluso peor que la primera, que ya ha llevado la capacidad de atención sanitaria más allá de sus límites y ha puesto a los trabajadores de primera línea bajo un riesgo y una presión considerable

Todos los negocios son susceptibles de vivir interrupciones inesperadas en su operación. Las causas son muchas y muy diversas, desde cortes de energía hasta desastres naturales.

Pero como venimos observando y en parte gracias a la transformación digital, el trabajo no debería ser solamente un lugar al que vamos, sino una actividad que hacemos, casi siempre, apalancados en tecnología.

Por eso, no puede existir un plan de contingencia que no contemple al trabajo remoto como uno de sus pilares. Sobre todo, si pensamos que las distintas situaciones disruptivas que sucedan pueden complicar la llegada de las personas a la oficina corporativa o incluso definir que durante un tiempo no podemos salir de casa.

El trabajo remoto o flexible ha crecido aceleradamente durante los últimos tiempos. De hecho, el estudio “El trabajador digital en 2019” realizado por Citrix arrojó que en Colombia el 44,5% de las empresas les permite a sus empleados trabajar de forma remota.

El trabajo remoto es fundamental para que las empresas puedan continuar operativas y sus empleados puedan acceder a las aplicaciones y datos que necesitan para trabajar de forma productiva desde cualquier dispositivo, lugar y conectividad, como si estuvieran en la oficina.

No obstante, el éxito de este modelo depende de su correcta implementación y de la apertura de cada entidad para su adopción. Por lo que planificar su incorporación, contar con la tecnología correcta y entrenar al staff para trabajar bajo modalidades flexibles se vuelve cada vez más importante.

¿Pero qué sucede con el 54,6% de empresas que todavía no contempla esta modalidad? Corren el riesgo de vivir interrupciones imprevistas sin estar preparadas para afrontarlas poniendo en riesgo la continuidad del negocio, deberán tomar decisiones bajo presión que pueden no ser las más adecuadas y asumen el riesgo de incorporar tecnologías a último minuto que, contrario a lo que esperan, pueden no ayudarlos a resolver el problema.

El teletrabajo Incrementa la productividad y mejora la calidad de vida del empleado, ya que trabajar desde la casa, además de ayudar a conciliar la vida familiar y la laboral, aumenta el rendimiento de los funcionarios e incremento de la rentabilidad tanto para las empresas como para el teletrabajador.

En definitiva, lo más cierto en los negocios son los cambios y cada día suceden más rápido. Los desastres naturales y las emergencias de salud pública pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, afectando la economía global y la productividad de la fuerza laboral, sin embargo, las organizaciones que cuentan con espacios de trabajo digitales y modalidades flexibles como el teletrabajo demuestran mayor agilidad, velocidad y eficiencia para administrar los recursos de la forma dinámica que demandan los entornos empresariales impredecibles.

¿Sabías qué? en marketplace existe una variedad de poder vender

El Marketplace se refiere a un concepto más amplio de ventas online. En esta plataforma, diferentes tiendas pueden anunciar sus productos, ofreciéndole de esa forma, un abanico de opciones al cliente.El concepto de Marketplace no es nuevo. En América Latina surgió en 2012 y, hoy en día, muchas grandes empresas digitales ya se han adherido. Algunos ejemplos de Marketplace son Amazon, Google Shopping y Mercado Libre.

¿Cuáles son las ventajas de un Marketplace?

Para los usuarios, el Marketplace representa más practicidad, después de todo puede ver en un mismo sitio web las ofertas de varios vendedores. De esa forma, es posible comparar y elegir el mejor precio fácilmente.

Además, se puede comprar en varias tiendas diferentes y realizar solo un pago, en lugar de pasar por múltiples procesos de pago en varios sitios.A su vez, para los comerciantes es sinónimo de colaboración. Anunciando sus productos en un Marketplace, las empresas – sean grandes o pequeñas – ganan más visibilidad y consiguen aumentar las ventas.

El concepto es el mismo que justifica el éxito de una tienda física en un shopping center. La gente puede entrar para comprar el producto de otra tienda, pero ven los productos de tu vidriera y terminan comprándote a ti también.

El Marketplace es un escaparate en un shopping center virtual.

Además de la visibilidad, las empresas también ganan en reputación junto al consumidor. Cuando una tienda más pequeña y no tan conocida coloca su producto en el Marketplace de un gigante del mercado, consigues romper algunas objeciones de compra ligadas típicamente a la falta de confianza.

¿Cómo funciona un Marketplace?

Si deseas hacer negocios en un Marketplace el proceso es simple, pero requiere atención. Básicamente, debes registrar tu empresa y tus productos. A partir de ahí tus productos comienzan a ser divulgados, aparecen en encuestas y les son sugeridos a los usuarios de acuerdo con su historial de búsquedas y compras.

La comisión corresponde a un valor que va del 9,5% al ​​30% de cada venta realizada. La variación corresponde al nivel de divulgación que solicites durante el registro: cuanto mayor sea la visibilidad de tus productos, mayor será la comisión.

Sabiendo esto, necesitas evaluar la viabilidad de entrar en un Marketplace.

  • ¿El margen de ganancia supera el costo del producto sumado al costo de la comisión?
  • ¿El aumento esperado en el volumen de ventas compensará la reducción en el margen de beneficio?
  • ¿O será que el Marketplace va a impulsar tus ventas, pero aniquilar tu rentabilidad?

Además de la comisión, el Marketplace también tiene un plazo para transferir los valores de las ventas.Este plazo varía de 2 a 45 días contados a partir de la publicación o entrega del pedido. Es una manera de garantizar la atención adecuada a los clientes.

Considera estos factores y haz un análisis de viabilidad financiera detallada antes de decidir si vale la pena invertir en el Marketplace.

Otro punto que necesita atención es la elección del Marketplace al que vas a asociar tu empresa. El público que visita cada uno de ellos puede tener perfiles sutilmente distintos, tanto en relación a sus intereses como a factores demográficos.Por eso, es importante que te registres en el Marketplace que tiene usuarios más alineados con el perfil de tus clientes.

Finalmente, lee también las políticas y términos de la plataforma elegida. Tienes la obligación de adaptarte a estas condiciones. De lo contrario, puedes recibir denuncias de los clientes y ser retirado de la plataforma o penalizado de otras maneras.

Ten en cuenta que las empresas que mantienen un Marketplace son muy estrictas con el cumplimiento de las normas. Después de todo, su reputación está en juego.

¿Cuál es la importancia de un Marketplace?

Como ya dijimos, el Marketplace tiene un impacto positivo sobre la visibilidad y credibilidad con los clientes. Pero estos no son los únicos factores que llevan al aumento de las ventas.

El Marketplace también es eficiente en la fidelización de los clientes, ofreciendo las herramientas necesarias para que crees acciones que le agreguen valor a la experiencia del usuario con tu marca.

Piense en el Black Friday: en los Marketplaces, miles de comerciantes ofrecieron productos con precios especiales. Al participar en este evento, creas una oportunidad para que el cliente tenga una experiencia positiva garantizando, de esa forma, que compre de nuevo contigo.

Es mucho más simple promover un evento de ese estilo online que en una tienda física. Además, comparado a un ecommerce el Marketplace no requiere tanta inversión en marketing. Tampoco existen altos costos de TI (tecnología de la información), con desarrollo y hospedaje. La empresa que administra el Marketplace cuida de eso por ti.

En otras palabras, el Marketplace aumenta las ventas mientras reduce los costos, potenciando, de esa forma, la rentabilidad.

Otra ventaja del mercado es la escalabilidad de este modelo. Mientras va aumentando tu portafolio de productos, es mucho más fácil exhibirlos para tus clientes. Básicamente, no hay límites.

En primer lugar, puedes llegar a más personas – todos los usuarios del Marketplace A más todos los usuarios del Marketplace B. Pero, no te olvides: como ya hemos mencionado, necesitas buscar siempre los Marketplaces que tengan un perfil de usuario compatible con el típico cliente de su empresa.

En segundo lugar, puedes alcanzar el mismo usuario, más de una vez, que tendrá contacto repetido con tu marca en diferentes plataformas, lo que crea más oportunidades para la decisión de compra.

Para completar, el Marketplace es una alternativa de fácil mantenimiento. El proceso de registrar productos puede ser realizado por pocas personas. De esa forma, tu equipo puede enfocarse en actividades más estratégicas, como por ejemplo analizar el mercado, definir precios y elegir nuevos productos para la cartera de clientes.

¿Cuáles son las mejores prácticas asociadas a la implementación de un Marketplace?

¿Cómo debes describir un producto para llamar la atención de los usuarios? ¿Qué fotos pueden despertar más interés? Ten en cuenta que tu “vidriera” está compitiendo con la de varios otros comerciantes.

Aunque te asocies a un Marketplace, es muy probable que tengas ecommerce y, tal vez, una tienda física. Es esencial garantizar la consistencia en la calidad del producto, atención y entrega en todos los canales de ventas.

Además, los procedimientos y parámetros deben ser idénticos. Por ejemplo, no tiene sentido que el tiempo necesario para preparar un pedido sea más largo en la tienda física que en el Marketplace.

Hablando de eso, la implementación de un Marketplace requiere que tu empresa esté preparada para satisfacer la demanda que va a generar.Si tus ventas suben mucho y no puedes atender a los clientes de manera organizada y ágil esto puede generar una evaluación negativa. No te olvides que en Internet, las evaluaciones son públicas y tienen gran alcance.

A todos los internautas nos gusta estar bien informados sobre los productos antes de decidirnos a comprarlos y los marketplaces se han convertido en una poderosa fuente de información sobre los productos que queremos comprar.

El proceso de compra de los marketplaces ha cambiado, porque además de ser la fuente principal dónde buscamos información sobre los productos, es también dónde finalizamos el proceso de compra online, ganando comodidad y ahorrando tiempo.