La blockchain o cadena de bloques es como el libro de un escribano. Lo que se escribe en la blockchain queda asentado y certificado y se garantiza su integridad y disponibilidad. Si además ese contenido está cifrado, garantiza confidencialidad. Este registro único e inalterable está distribuido en varios nodos de una red donde cada bloque almacena información de ese bloque, de transacciones válidas, y su vinculación con el bloque anterior y el siguiente.

Si bien su uso está fuertemente asociado a las criptomonedas, esta tecnología se puede utilizar para otro tipo de activos digitales, como los NFT, contratos, etc. Dicho esto, la blockchain permite registrar transacciones y rastrear un activo dentro de la red sin necesidad de intermediarios, ya que los miles o millones de nodos que conforman la red (equipos distribuidos) son los que se ocupan de verificar y validar esas transacciones que se registrarán en un nuevo bloque que se agrega a la cadena.

En el caso de las criptomonedas, podemos pensarlo como el libro contable donde se registra cada una de las transacciones. Su funcionamiento puede resultar complejo de entender si profundizamos en los detalles internos de su implementación, pero la idea básica es sencilla de seguir.

Cómo funciona la tecnología Blockchain, considerada como paso importante  para evitar la corrupción | Economía | Noticias | El Universo

En cada bloque se almacena:

  • Una cantidad de registros o transacciones válidas,
  • Información referente a ese bloque,
  • Su vinculación con el bloque anterior y el bloque siguiente a través del hash de cada bloque ─un código único que sería como la huella digital del bloque.

Por lo tanto, cada bloque tiene un lugar específico e inamovible dentro de la cadena, ya que cada bloque contiene información del hash del bloque anterior. La cadena completa se guarda en cada nodo de la red que conforma la blockchain, por lo que se almacena una copia exacta de la cadena en todos los nodos participantes de la red.

A medida que se crean nuevos registros, estos son primeramente verificados y validados por los nodos de la red y luego añadidos a un nuevo bloque que se enlaza a la cadena.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.