Una estrategia customer centric es aquella estrategia empresarial que toma al cliente como punto de referencia a la hora de llevar a cabo cualquier proceso o acción. Esto va mucho más allá de limitarse solo a ofrecer un buen servicio que garantice la satisfacción del cliente a corto plazo, sino que tiene en cuenta todos los aspectos relacionados con la experiencia de usuario (especialmente importante en el e-commerce), desde el momento anterior a la venta, durante el proceso de venta, el servicio posventa, y la satisfacción final del cliente respecto a la compra realizada y el posicionamiento que la compañía tiene en la mente del cliente. Es decir, una estrategia customer centric está centrada en el cliente adoptando un enfoque completo y de 360º, un enfoque global.

Detrás del éxito de dotar de personalidad y tono propio la estrategia de comunicación hay un gran ejercicio de creatividad, pero también de consistencia y ambición de construcción a largo plazo. Con este espíritu, desde los equipos de marketing y de cualquier otra disciplina comunicativa debemos hablar de aquellas cosas que tengan relevancia para la audiencia. Es decir, el plan de comunicación debe elaborarse a partir de una visión customer centric y con la adecuada utilización de todo el universo de información que el data nos ofrece.

Ventajas de las estrategias customer centric

La principal ventaja que ofrece una estrategia customer centric es que permite fidelizar a los clientes a largo plazo. En el caso de empresas que opten por un enfoque diferente, por ejemplo centrado en las ventas o en el mercado, el objetivo final consiste en ampliar las ventas, lo que podría ser visto como un buen enfoque, pero un enfoque cortoplacista.

En el caso de las compañías que adopten una estrategia customer centric, el objetivo final no está centrado en las ventas, sino en fidelizar al cliente. Es decir, el objetivo de una estrategia customer centric es asegurarse la fidelidad del cliente, pero en todos los sentidos. Generalmente, se considera un cliente fiel aquel que volverá a comprar en la misma tienda. Sin embargo, en el caso de una estrategia customer centric, no solo se busca que el cliente repita la compra, sino que lo haga feliz y plenamente convencido de lo que hace, ya que la compañía le aporta la más absoluta confianza.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *