¿Qué es la publicidad programática?

La publicidad programática es un tipo de publicidad digital que consiste en comprar audiencia y no espacios donde anunciarse. A través de Big Data y su interpretación de la información, se segmenta la audiencia con una enorme exactitud que permite ofrecer la publicidad a personas concretas que se adaptan al perfil de la empresa anunciante.

Con los nuevos algoritmos de rastreo y las cookies se realiza un seguimiento del consumidor identificando con mayor exactitud el perfil de este. Una vez identificado, el anunciante muestra su publicidad a un perfil determinado, que compra en tiempo real a través de pujas digitales, más conocidas como Real Time Bidding.

Este tipo de publicidad digital, no sólo es la tendencia a futuro en la forma de anunciarse, sino que es parte del presente y según un estudio de Ascend2 del 4 de Mayo de 2020, la publicidad programática aumentará un 66% en 2020. 

Personalización, inmediatez y segmentación. Estas son las tres características que definen a la publicidad programática.

Nos encontramos en la era de los avances digitales, que no descansan, que van actualizándose y mejorando para obtener los mejores resultados posibles, y es en este contexto donde nace la publicidad programática.

Anunciarse en internet, consistía hasta hace bien poco, en buscar un sitio web que ofreciera contenido que a tu público objetivo le pudiera interesar y comprar un espacio para poder insertar tu publicidad.

Pero los enormes avances que han sucedido en cuanto al rastreo del consumidor y su itinerario de compra, han provocado que la forma de anunciarse en internet de un giro de 180 grados.

¿Te has encontrado con una publicidad sobre algo que estuviste investigando apenas unos segundos o minutos antes?

A esta técnica se le conoce como publicidad programática y está basada en la premisa de ofrecerle a los consumidores anuncios afines a sus gustos e intereses.

Este recurso le ha permitido a casi todas las industrias ofrecer sus productos y servicios directo al público objetivo y sacarle el mayor provecho a sus inversiones en el área de publicidad y mercadeo.

Si esta introducción logró llamar tu atención y quieres conocer más sobre la publicidad programática, por qué es una tendencia, sus elementos y cómo implementarla en tus campañas de marketing, ¡no te puedes perder el resto de este artículo!

¿Por qué la publicidad programática es una tendencia?

La publicidad programática, a diferencia de la publicidad tradicional, no intenta exponer un producto o servicio a la mayor cantidad de personas que puede.

En su lugar, está enfocada en hallar a los clientes potenciales y el momento ideal para ofrecerles el producto y aumentar la tasa de conversión.

Con la influencia del Big Data, esta herramienta es capaz de crear campañas publicitarias que sean flexibles al cambio de acuerdo a las tendencias del mercado. Es decir, que tengan la capacidad de adaptarse a aspectos como la ubicación, dispositivos, demografía y tiempo.

La publicidad programática es una manera sencilla y ahorrativa de difundir anuncios para tu producto o servicio.

Además ofrece la posibilidad de segmentar, mejorar la tasa de conversión y llevar el mensaje de un producto o servicio a los lugares donde el público objetivo se encuentra.

Sin lugar a dudas es una herramienta que debes tener en cuenta para tus campañas de marketing. ¡Así llegarás a tus clientes potenciales en el momento y lugar indicado!

Ventajas de este tipo de publicidad

1. Mayor segmentación. Conocer las características, usos y costumbres en la navegación de los usuarios, nos permite segmentar con una mayor facilidad, asegurándonos un acierto mayor en los criterios de segmentación.

2. Automatización y agilidad en el proceso de compra. Las distintas plataformas que hemos explicado antes, hacen que este proceso se automatice y por tanto se agilice.

3. Precios ajustados a la oferta y demanda. El sistema de pujas Real Time Bidding asegura un precio más justo adaptado a la oferta y demanda. Al tener un coste por cada impresión, esta podrá alinearse con la consecución de sus objetivos.

4. Gran capacidad de optimización. La publicidad programática muestra unos resultados medibles y modificables, por lo que se tiene un mayor control sobre la publicidad anunciada y por tanto se puede, desde el principio del lanzamiento de campaña, modificar dependiendo del rendimiento que tengan.

5. Precisión en la creación de una campaña. Al contar con más información del perfil de nuestro público objetivo, nuestras campañas serán mucho más personalizadas y por tanto, precisas con el target al que queremos dirigirnos.

6. Medición de resultados. Estos datos tan valiosos, no sólo son importantes en la creación de la campaña, sino también en la medición de los resultados y la elaboración de la evaluación durante la campaña.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *