El C-Commerce – Collaborative commerce – comercio colaborativo, es una nueva opción de negocio realista que ya se tiene en cuenta al planificar nuevos modelos de negocio por parte de las empresas más progresistas e innovadoras. Se refiere a la colaboración en línea e interacciones entre empleados, socios comerciales y clientes de diversas empresas pertenecientes a una comunidad comercial o segmento de la industria.

El mayor problema es la falta de estándares ya que el factor humano y los métodos necesarios de gestión del cambio deben ser cuidadosamente planificados. Las cadenas de suministro que son muy complejas requieren un esfuerzo fundamental para integrar a los proveedores ya que no todos los proveedores realizan y cumplen con precisión los requisitos; y un fracaso tiene un fuerte efecto en toda la cadena de valor.

El intercambio de datos viene con ventajas, pero también conlleva riesgos de compartir información intelectual que da a otras compañías la oportunidad de mirar en su empresa.

No conozco una sola persona que le guste llamar por teléfono a una empresa. Las personas deberían poder conversar con las empresas de la misma forma que conversan con sus amigos.” — dijo Mark Zuckerberg, Fundador de Facebook, en una conferencia en el año 2016. 

La novedad que supone el C-Commerce es que, con la ayuda de la tecnología y la inteligencia artificial, las compañías pueden interactuar con sus clientes a través de plataformas de mensajería comunes (tales como Whatsapp, Facebook Messanger, Telegram, WeChat, etc…) o implementando chatbots en sus páginas web, con el objetivo de ofrecer una experiencia de compra integral, simple e intuitiva.

Ventajas y potenciales:

  • Optimización de los procesos de cada participante, mejora de la transparencia del proceso.
  • Incentivar las innovaciones.
  • Reducción del tiempo de comercialización.
  • Cooperación en el riesgo mediante la aplicación de la tecnología (costos de las nuevas tecnologías).
  • Aumentar la satisfacción del cliente mediante la fijación de los deseos del cliente en el proceso a largo plazo.
  • Concentración en las competencias básicas.
  • Reducción del inventario mediante el anuncio de la situación real de la demanda a los socios.
  • Ventajas de costes.

 

Desventajas y obstáculos:

  • Costo intensivo, especialmente para las pequeñas y medianas empresas.
  • Falta de integración de Tecnología e Investigación.
  • La reducción de la competencia puede reducir las innovaciones.
  • Dependencia de los socios.
  • La relación personal (por ejemplo, una llamada telefónica) sigue siendo importante.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *